Vermut rojo contra vermut blanco

vermut rojo

Ir a tomar el vermut está de moda, ¿por qué?, porque según los expertos es una tendencia en auge desde que comenzó la aventura por los vinos de calidad en España. Te vamos a mostrar las diferencias ente el vermut rojo y el blanco, cuales son sus matices y cuales son las mejores recomendaciones para tomarlos.

 

Al vermut le ha sucedido como le ha pasado a la ginebra, de ser una bebida «de yayos» como puede ser el coñac, ha cambiado para estilarse y combinar diferentes cócteles para el consumidor. Aunque aún no ha llegado a ser tan consumido como el Gin-tonic, del que han aparecido una cantidad de marcas comercializadas en España de ginebra para hacer este combinado, esta cogiendo impulso en los consumidores.

Diferencias entre vermut rojo y vermut blanco

La diferencia son los botánicos con los que se elabora cada vermut. El vino blanco es la base y se añade azúcar, alcohol y se infusionan con extractos de hierbas aromáticas.

¿Con qué acompañar un vermut?

Puedes tomarte un vermut y una tapa a la hora que quieras, cualquier hora es buena.  Aunque, no debemos saltarnos la tradicional “hora del vermut” que va desde las 12h hasta las 15h. Incluso puedes tomar el vermut como cóctel nocturno o como una copa after work.

Lo ideal es acompañar el vermut con una tapa de las que proponemos en nuestra carta y descubrir la verdadera esencia del vermut.

  • Una gran idea, por su toque salado puede ser nuestra tapa de anchoas que contrasta con el dulzor del vermut.
  • La aceitunas rellenas son un clásico que se puede combinar con un vermut blanco.
  • Una propuesta más innovadora puede ser la berenjena frita con queso y miel que le da un toque de glamour a tu vermut.

Deja un comentario

*